Enfermedad degenerativa del disco cervical

Aunque es una parte normal del proceso de envejecimiento, la discopatía degenerativa puede provocar dolor de cuello y otros síntomas. Afortunadamente existen diversas opciones de tratamiento que ayudan a aliviar el dolor y a mantenerlo activo.

La enfermedad degenerativa del disco cervical forma parte del proceso natural de envejecimiento. A medida que envejecemos, los discos intervertebrales pierden las características de flexibilidad, elasticidad y amortiguación. Los ligamentos que rodean al disco, que forman el anillo fibroso, se vuelven quebradizos y se desgarran con más facilidad. Al mismo tiempo, el centro blando gelatinoso del disco, llamado núcleo pulposo, empieza a secarse y encogerse. Como consecuencia, las personas sufren dolor y rigidez del cuello, especialmente hacia el final del día.

Degenerative disc disease

Síntomas

Los síntomas comunes que indican que el dolor puede ser a consecuencia de una discopatía degenerativa incluyen:

  • Dolor de cuello
  • Dolor que irradia a la parte posterior de los omóplatos o a los brazos
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Dificultades con la destreza manual o para caminar

La debilidad muscular aparece en una fase más tardía que el dolor de cuello en el proceso degenerativo y es señal de que la enfermedad es relativamente más grave.

Diagnóstico

El diagnóstico de la discopatía degenerativa se inicia con un examen físico completo del cuello, los brazos y las extremidades inferiores. El médico le examinará su cuello para determinar la flexibilidad, amplitud de movimiento y presencia de ciertos signos indicativos de que las raíces nerviosas o la médula espinal están afectadas por cambios degenerativos en el cuello. Esto exige a veces una prueba de la fuerza de los músculos para comprobar que todavía están funcionando normalmente. Con frecuencia se le pedirá que complete un diagrama para determinar dónde se producen los síntomas de dolor, entumecimiento, hormigueo y debilidad.

También es típico que a un paciente con dolor de cuello crónico lo sometan a una serie de radiografías. Si se detecta una enfermedad degenerativa del disco cervical, las radiografías normalmente revelarán un estrechamiento de los espacios intervertebrales entre los cuerpos vertebrales, lo cual indica que el disco se ha vuelto muy delgado o que ha colapsado. Su médico también puede pedir una exploración por RM o TC (exploración por TAC) para evaluar de forma más completa los cambios degenerativos en la columna cervical. Una RM puede determinar si se han producido hernias discales y dónde están comprimidas las raíces nerviosas. Con frecuencia se utiliza una TC para evaluar la anatomía ósea de la columna, que puede revelar la cantidad de espacio disponible para las raíces nerviosas.

Tratamiento

Su médico comentará con usted su diagnóstico y sus opciones de tratamiento. Para la mayoría de las personas que no tienen evidencia de compresión de las raíces nerviosas con debilidad muscular, la primera línea de tratamiento puede incluir opciones no quirúrgicas tales como antiinflamatorios no esteroides, ejercicio y fisioterapia. La cirugía de la columna vertebral se considera solamente cuando los tratamientos conservadores no han logrado aliviar adecuadamente los síntomas después de un cierto período de tiempo, normalmente 6 a 8 semanas.

Hable con su médico sobre las opciones de tratamiento adecuadas. Para buscar un cirujano de la columna vertebral en su zona, use nuestro localizador de médicos.

Los materiales de este sitio web son solamente para su información educativa general. La información que lea en este sitio web no puede sustituir a la relación que tenga con su profesional de la salud. No practicamos la medicina ni ofrecemos servicios ni consejos médicos como parte de este sitio web. Debe hablar siempre con su profesional de la salud para obtener algún diagnóstico y tratamiento.